2 RECETAS PARA SEMANA SANTA

Inmersos en estos días de vigilia, nada mejor para preparar en nuestras cocinas que algunos platos con pescado. El bacalao es el preferido para muchos, pero también te proponemos otra receta para que puedas disfrutar de lo mejor del mar en este periodo donde la carne pasa a un segundo plano.

Bombones crujientes de patata y bacalao

Este plato, está cocinado con una base de Otros y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.
Si tienes invitados y los quieres sorprender con un aperitivo sencillo pero llamativo, prepara estos bombones salados, crujientes por fuera y cremosos por dentro.

bombones-de-patata-y-bacalao-960x540

Así lo cocinamos

Pelamos las patatas, las troceamos y los ponemos a cocer en agua con sal hasta que queden bien tiernas. Las escurrimos y reservamos.

Picamos finamente la cebolleta y el ajo y los sofreímos en una sartén con aceite de oliva. Pasados unos minutos añadimos el bacalao desmigado y rehogamos a fuego suave, para que el pescado quede confitado.

Añadimos las patatas y perejil picado, removemos bien y retiramos del fuego. Pasamos esta mezcla por la batidora para conseguir una masa suave y salamos al gusto.

Cortamos la masa en cuadrados y los rellenamos con la masa de bacalao y patata. Cerramos la masa haciendo paquetitos, los freímos en aceite caliente hasta que estén dorados y los escurrimos sobre papel absorbente.

Para cerrar bien los paquetes puedes pintarlos con huevo batido antes de freírlos.

Trucos y Consejos

Para cerrar bien los paquetes puedes pintarlos con huevo batido antes de freírlos.

Información Nutricional

El bacalao es uno de los ingredientes protagonistas de esta receta. Se trata de un pescado blanco, y como tal, se caracteriza por su bajo contenido graso. Además, es una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico.

En esta receta también hemos empleado patatas, que enriquecerán el plato con una buena cantidad de hidratos de carbono, de la misma forma que la pasta brick.

Hay que tener en cuenta que, al cocinarlos fritos, el contenido graso de estos paquetitos aumentará considerablemente, por lo que podemos terminar su elaboración en el horno en lugar de en la sartén si queremos disminuir el número de calorías.

Atún mechado

Una elaboración que podremos consumir tanto fría como caliente.

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.
Dejamos desangrar en agua fría durante 20 minutos el atún y lo escurrimos.
Picamos el tocino con el ajo y la pimienta hasta hacer una masa con la que rellenaremos el atún.

atun-mechado-960x540

Así lo cocinamos

Con una aguja para mechar (si no se dispone de esa aguja podemos utilizar una aguja gruesa de las de hacer punto), hacemos agujeros en el atún y en ellos introducimos la masa de tocino.
Enharinamos el atún y lo rehogamos en una sartén con aceite de oliva, dorándolo. A continuación, lo apartamos y reservamos.
En la misma grasa que hemos rehogado el atún, freímos la cebolla cortada finamente en láminas, 2 dientes de ajo, la zanahoria cortada y una hoja de laurel.
Una vez hecho el refrito, le añadimos una pizca de perejil y el trozo de atún junto con un vaso de vino y un poco de agua para cubrirlo.
Dejamos a fuego suave unos 10 minutos hasta reducir la salsa, volviendo el trozo de atún de vez en cuando.
Una vez cocinado, se aparta el trozo de atún y se pasa la salsa por la batidora, retirando la hoja de laurel.
Servimos el atún cortado en lonchas y acompañado de la salsa.

Trucos y Consejos

El atún, cocinado de esta manera, puede consumirse igualmente frío. Además, una vez haya reposado en la nevera, podremos cortar las lonchas del atún sin que éstas se nos rompan.

Información Nutricional

El atún pertenece al grupo de los pescados azules. Su carne es rica en proteínas y grasas saludables que actúan rebajando el nivel de colesterol en la sangre. Es rico en vitamina B12, A y D. Aporta minerales como el yodo, el hierro y el magnesio.
Contiene sustancias purinosas que se transforman en ácido úrico en el organismo, por lo que debe ser consumido con moderación por personas afectadas de gota.

Fuente: sevilla.abc