Baje de peso sin efecto rebote

Según Arnaldo Hurtado, médico nutriólogo, es importante hacer los cambios de a pocos. “Perder 4 kilos por mes, es lo adecuado, pero pretender bajar 10 kilos, será agresivo para el cuerpo y aumentará la probabilidad del efecto rebote”, advierte el doctor.

Otra de las claves para perder peso es consumir lácteos bajos en grasa y alimentos ricos en fibra porque ayudan a quemar calorías. También ingerir cinco comidas al día, ya que de esta manera el cuerpo trabajará más en la metabolización. A esto se le debe sumar la ingesta de verduras, agua (ocho vasos) y actividad física aeróbica (trotar, correr, bailar). “Se deben evitar las dietas que recomiendan comer cuatro huevos en el almuerzo o la que sugiere cero carbohidratos porque alteran el organismo, no se pueden mantener en el tiempo y causan el efecto rebote”, agregó el nutricionista.

BUEN RÉGIMEN

Desayuno: Pan integral, huevo, lácteos o cárnicos bajos en grasa. Avena. Fruta con poco dulce.

Media mañana: Yogur bajo en grasa, fruta, un puñado de maní o almendras.

Almuerzo: Pollo, pescado, carne, menestras, quinua, cerdo, pavo o un lácteo bajo en grasa, como el queso fresco o Edam. Ensalada cruda. Un carbohidrato como el arroz integral, papa cocida, choclo o yuca (nunca mezclarlos).

Media tarde: Yogur bajo en grasa o yogur griego, porque tienen más proteínas. Fruta.

Cena: Sándwich de pollo, atún o mixto en pan integral. Una crema de verduras o sopa. Una taza de cereal integral con leche descremada.