Preparando la lonchera de tus hijos: cómo elegir alimentos saludables

La lonchera es una de las mayores fuentes de energía y vitaminas para los niños durante su jornada escolar, y aunque no reemplaza las comidas principales (desayuno, almuerzo y cena), aporta el balance nutricional necesario para su crecimiento.

Lo que no debes poner en la lonchera de tus hijos:

Es común que en la preparación de la lonchera cometamos algunos errores. Aprende qué no debes incluir en la lonchera de tus hijos:

-Exceso de chocolates y dulces que pueden ocasionar diabetes y problemas de obesidad.

-Bebidas gaseosas y mezclas de jugos en leche que se fermentan con facilidad.

-Solo frutas, pues éstas no reemplazan a las proteínas ni a los carbohidratos.

-Alimentos con conservantes, en especial los enlatados.

-Comida chatarra, fritos y alimentos con exceso de grasa.

-Alimentos próximos a vencerse o vencidos.

Cómo preparar una lonchera saludable:

Una buena lonchera debe contener las proteínas, vitaminas y energías esenciales para los niños. Existen cuatro tipos de alimentos que no pueden faltar:

Alimentos constructores: son los alimentos que nos ayudan a formar y mantener la estructura del cuerpo, los músculos y tejidos. En general son de origen animal, por lo que aportan muchas proteínas. (Carnes, huevos, lácteos, nueces).

Alimentos energéticos: son los alimentos que nos brindan carbohidratos y nos ayudan a reponer las energías gastadas durante el día. (Pan, cereal, dulces, galletas).

Alimentos reguladores: son los alimentos ricos en minerales y vitaminas que se encargan de mantener las defensas de los niños. (Frutas, verduras).

Alimentos hidratantes: son las bebidas que mantienen el cuerpo hidratado y autorregulado. (Agua, jugos, infusiones).

Con esta información armar la lonchera de tu hijo es mucho más fácil. Aquí te damos un ejemplo:

· Lunes: Yogurt, sanduche de jamón y queso, melón picado y jugo de fresa en agua.

· Martes: Galletas, porción de queso, jugo de naranja, mango picado.

· Miércoles: sanduche de pollo, manzana, cereal, limonada.

· Jueves: un chocolate, ensalada con fruta, gala, jugo de mango.

· Viernes: durazno, pan con mermelada, maní, salchicha picada y jugo de frutas.

Consejos para la preparación de la lonchera

-Intenta elegir alimentos de distintos colores y formas llamativas para los niños.

-Todos los componentes de la lonchera deben ser de fácil digestión y asimilación.

-El tamaño de la lonchera depende de la edad del niño y del tiempo que permanece estudiando.

-Lava muy bien los alimentos para limpiar las impurezas y eliminar las bacterias, así como tus manos antes de prepararlos.

-Invita a los niños a participar en la elección de su lonchera, explicándoles la importancia de cada tipo de alimento.

-Busca recipientes herméticos que ayuden a conservar los alimentos.

-Innova y sorprende a tus hijos con loncheras divertidas y saludables.

-Varía la preparación de los alimentos para que los niños no se cansen.

Ahora ya sabes cómo preparar la lonchera ideal, sigue estas recomendaciones y ayuda a tu hijo para que crezca fuerte y sano.

¡Queremos conocer tus experiencias! Cuéntanos cómo preparas la lonchera de tus hijos y compártenos tus opiniones.